apostado por el autogas o GLP (gas licuado del petróleo) pero en poco tiempo ya superan los 9.000 en la Comunidad de Madrid. Según datos de Repsol autogas, en la región ya hay 9.150 vehículos, 125 talleres transformadores, 36 estaciones de servicio que proporcionan este combustible y 25 puntos de suministro propio, puesto que son muchas las empresas que han apostado por una flota híbrida de GLP. Unas cifras que, además, no dejan de crecer ya que tanto la Comunidad de Madrid como los nuevos parquímetros que desde este verano cobran menos a los vehículos que utilicen tecnologías más respetuosas con el medio ambiente, animan a los conductores a probar los motores alternativos.